Recibimos el máximo galardón de la Casa de Melilla en Granada

PrensaLa entidad regional homenajeaba así a la entidad que aglutina a los periodistas melillenses en el centenario de su fundación

Por décima edición la Casa de Melilla en Granada concedió sus galardones anuales. El acto se desarrolló en el Salón Dorado del Palacio de la Asamblea de Melilla y los homenajeados este año fueron la Asociación de la Prensa por su centenario, el Club Melilla Baloncesto y las Religiosas de María Inmaculada. Los galardonados dejaron patente que este premio les supone todo un honor y un nuevo empuje para continuar desarrollando su labor.

El consejero de Educación del gobierno melillense, Antonio Miranda aplaudió a las tres entidades que este año homenajeaba la casa regional: el Club Melilla Baloncesto “por su gran trayectoria”, a la Asociación de la Prensa “porque son auténticos profesionales” y las Religiosas de María Inmaculada por ser una “ONG que trabaja con las personas que más lo necesitan”.

Homenajes

Del Club Melilla Baloncesto se dijo, en la entrega del premio, “que más que un club deportivo es un proyecto de ciudad”. El presidente del Club, Jaime Auday fue el encargado de recoger la metopa. Reconoció que ésta está siendo una temporada dura para el club pero afirmó que “seguiremos luchando siempre por nuestra ciudad y por engrandecer el nombre de Melilla”. Aseguró que era una “satisfacción recibir el premio, porque nos engrandece que proceda de melillenses de la Península. Es un honor”.

De la Asociación de la Prensa se hizo un repaso de sus cien años de vida, de su impronta en la sociedad e historia melillense y se destacó el papel que los periodistas siguen desarrollando en la actualidad. Recogió el premio el presidente de la entidad, Francisco Javier Calderón, que afirmó que era “un orgullo” para la asociación y para todos los profesionales que desarrolla su labor en la ciudad. Dijo que la Asociación y la Casa de Melilla en Granada tienen no pocas cosas en común. Una de ellas es que el fundador de la entidad fue el granadino Cándido Lobera, y otra, es que tanto la casa como los periodistas buscan difundir el nombre de Melilla.

De las religiosas de María Inmaculada se destacó, además de su historia, el importantísimo trabajo que desarrolla con colectivos como niños, mujeres y familias en riesgo de exclusión social. La superiora, la hermana Mercedes Moraleda recogió el galardón que quiso compartir con todos aquellos melillenses anónimos que colaboran para mejorar las condiciones de vida de quienes más difícil lo tienen.

 

Noticia: Jesús Andujar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Post Navigation